Consejos para mejorar tu espacio de estudio en tu formación online

Más de 10 millones de estudiantes se adaptan a la educación a distancia y se dispara la formación online en trabajadores

Tras el estado de alarma, son muchos los estudiantes y profesores que se han tenido que adaptar a un modelo de educación a distancia, y muchos afectados por ERTES o ERES han decidido aprovechar este tiempo para darle un empujón a sus conocimientos con la formación online gratuita.

Debido al incremento de estas cifras, se han elaborado decálogos con el fin de mejorar el espacio de estudio en casa y potenciar la motivación. Por ello, hoy te dejamos una serie de consejos sobre cómo crear ese espacio en tu propia casa:

  • Iluminación: la luz natural es un elemento fundamental para mejorar la productividad, aumenta la creatividad y facilita la realización de las tareas de forma más eficaz. Encuentra un espacio bien iluminado en tu casa y, si utilizas ordenador, que la luz no incida de forma frontal en la pantalla.
  • Orden: procura ordenar, organizar y limpiar tu escritorio antes de empezar tu jornada de estudio. Esto fomentará tu concentración y armonía y tendrás la sensación de que el tamaño de tu espacio es mayor. El uso de archivadores, carpetas o libretas a mano, permiten clasificar y ordenar todo de manera sencilla y útil.
  • Ventilación: si ventilas la habitación seleccionada antes de comenzar, airearás el espacio, regularás la temperatura y aumentará el confort térmico, lo que supone un mejor rendimiento de sus ocupantes.
  • Utiliza un asiento adecuado: si pasamos muchas horas de estudio en una posición incómoda sin poder adecuar nuestra posición, no solo nos desconcentrará por la propia incomodidad, sino que puede llegar a causarnos lesiones en la espalda. Tienes que mantener siempre la espalda recta y los pies tocando el suelo, por lo que una silla ergonómica y regulables.
  • Música de fondo o espacio silencioso: es muy importante que tu espacio de trabajo sea silencioso y no tenga distracciones acústicas. Si eres de los que no soporta el silencio continuo, puedes optar por poner música de fondo mientras estudias. Pero cuidado, muchos estudios afirman que la música que aumenta la productividad solo es la clásica o instrumental.