Consejos para mantener la concentración

Nos encontramos ante un momento de incertidumbre donde mantener la concentración parece una tarea casi imposible. Sí, te has fijado muchos planes para aprovechar este tiempo en casa, ese nuevo curso que llevabas tiempo esperando hacer o esa formación que sabes que te va a ayudar en tu carrera profesional, pero, por alguna razón, no puedes encontrar la motivación necesaria para comprometerte y llevarlos a cabo… ¿te suena?

Como sabemos que es algo normal estos días, te traemos una serie de consejos para que puedas realizar todo lo que te propongas:

  • Fíjate objetivos alcanzables: Divide tu tarea en secciones pequeñas y fíjate objetivos que sepas que puedes alcanzar. Ya sea estudiar una parte del temario, o leer determinados capítulos, hazlo en segmentos que puedas llevar a cabo para evitar frustraciones. En esto también pueden ayudar las recompensas. Decide con qué te vas a relajar tras invertir este tiempo de concentración (por ejemplo, ver una serie o una película, hablar con tus amigos…) y visualízalo como una meta a alcanzar.
  • Establece pausas necesarias: Para que puedas conseguir los objetivos que te has fijado previamente, es necesario que establezcas pausas para descansar la mente y recargar las pilas, aunque sean de 10 minutos. Para ello debes de tener en cuenta que los horarios son ahora más flexibles y que la manera en la que organizas tu tiempo puede variar.
  • Elimina las distracciones: es cierto que las nuevas tecnologías son una gran ayuda para nuestro día a día pero también pueden convertirse en una gran distracción. Las redes sociales o  los mensajes constantes pueden distraerte y acabar con tu concentración rápidamente. Establece un espacio de trabajo libre de distracciones donde puedas centrarte exclusivamente en lo que te encuentras realizando. Así te será más fácil conseguir tus objetivos.
  • Descansa las horas suficientes: Este paso es, probablemente, el más importante de todos. Para poder rendir y conseguir mantener la concentración en un tema concreto durante un periodo de tiempo, debes haber descansado las horas suficientes. Estar conectados de manera constante puede afectar a nuestro ciclo de descanso, lo que va a perjudicar nuestra capacidad de atención y motivación.

Estamos seguros de que estos consejos te ayudarán a realizar todas esas tareas que te habías marcado y a encontrar la motivación necesaria para llevarlas a cabo. Invierte este tiempo para mejorar en tu ámbito laboral o para descubrir aquello que llevas tiempo aparcando pero que mueres por conocer y no dejes que la falta de concentración te limite.